Diosa romana que protege a los adolescentes

Índice
  1. Diosa de la primavera
  2. ¿Qué diosa es la protectora de los niños?
  3. ¿Quién era la diosa romana de la juventud y la protección?
    1. Diosa del invierno
    2. Dioses de la protección
    3. Lista de diosas

Diosa de la primavera

[1] es la diosa de la juventud o de la flor de la vida[2]. Era la copera de los dioses y diosas del Olimpo, a los que servía néctar y ambrosía. También era venerada como diosa del perdón o la misericordia en Sición.

Hebe es hija de Zeus y Hera[3], y la esposa divina de Heracles (equivalente romano: Hércules). Tenía influencia sobre la eterna juventud[4] y la capacidad de devolver la juventud a los mortales, un poder que parece exclusivo de ella, ya que en las Metamorfosis de Ovidio, algunos dioses lamentan que sus favorecidos mortales envejezcan. Según Filóstrato el Viejo, Hebe era la más joven de los dioses y la responsable de mantenerlos eternamente jóvenes, por lo que era la más venerada por ellos[5]. [Su papel como garante de la eterna juventud de los demás dioses concuerda con su función de copera, ya que la palabra ambrosía se ha vinculado a una posible traducción protoindoeuropea relacionada con la inmortalidad, lo imperecedero y la fuerza vital[6]. En el arte, se la suele ver con su padre en forma de águila, a menudo ofreciéndole una copa. Las águilas estaban relacionadas con la inmortalidad y existía la creencia popular de que el águila (al igual que el ave fénix) tenía la capacidad de renovarse y volver a un estado juvenil, por lo que la asociación con Hebe era lógica[7] Su diosa romana equivalente es Juventas[8].

¿Qué diosa es la protectora de los niños?

La diosa Artemisa desempeñó un intrigante papel en la mitología y la religión griegas. Era conocida como la "Señora de los Animales" y la protectora de los niños, pero también era una cazadora y la diosa que podía provocar la muerte con sus flechas.

¿Quién era la diosa romana de la juventud y la protección?

Juventas, también conocida como Iuventus o Juventus (equivalente griego: Hebe), era la antigua diosa romana cuyo ámbito de tutela era la juventud y el rejuvenecimiento. Era sobre todo la diosa de los jóvenes "recién llegados a la toga" (dea novorum togatorum), es decir, de los que acababan de alcanzar la mayoría de edad.

Diosa del invierno

La mitología griega no sólo es interesante, sino que también es la base de la alusión y la génesis de personajes en la literatura. En esta lección, los alumnos conocerán la mitología griega y los dioses y diosas del Olimpo.

Aunque cuando pensamos en mitología pensamos en una colección de historias, éstas tienen un principio. Entender el principio de la historia, la creación del mundo, nos da un marco sobre el que construir a medida que aprendemos sobre los diferentes mitos.

La respuesta breve a cómo veían los griegos la creación del mundo es la siguiente: Primero vinieron los dioses viejos y espantosos, que fueron pisoteados por sus hijos, dioses más jóvenes y más guapos. Estos dioses crearon a los humanos. Los humanos y los dioses lucharon por la supremacía, y los humanos ganaron algunos asaltos, pero finalmente fueron derrotados y se volvieron cada vez más miserables.

Gea, la Tierra, sostenía a Urano, el cielo. Gea y Urano tuvieron un montón de hijos. Primero tuvieron un montón de monstruos, incluido el Cíclope, y luego crearon a los Titanes como segunda generación. Urano odiaba a todos los Titanes y se ponía bastante feo por ello, pero sólo hay un par de Titanes que debes recordar: primero, Oceanus, el dios del mar, y luego Cronos, el más fuerte y mejor de todos. Gea estaba bastante enfadada con Urano por ser un imbécil, así que ayudó a Cronos a derrocarlo.

Dioses de la protección

Top QuestionsTable of ContentsOverviewDiana era la diosa romana de la caza, de la naturaleza virgen y de los animales que la habitaban. Diana, que rehuía la compañía de mortales y dioses, prefería la soledad de los bosques y la compañía de ninfas y criaturas del bosque. Maestra del arco, Diana era la mejor de las cazadoras. Doncella durante toda su vida, conservó su virginidad a pesar de las insinuaciones de posibles amantes y pretendientes. Diana también estaba asociada con el inframundo y las zonas liminales, los límites que separan a los vivos de los muertos y a lo salvaje de lo civilizado. Aunque era una diosa romana, gran parte de su mitología y personalidad se originó en otros lugares. Diana se basaba en gran medida en Artemisa, la diosa griega de la caza y la naturaleza. Representada con su característica túnica corta, esta interpretación de Diana fue desenterrada en la Galia romana (actual Francia).

RijksmuseumDominio público Durante días, Leto sufrió las agonías del parto. Algunas ninfas oyeron su sufrimiento y acudieron en su ayuda, permitiéndole dar a luz a los niños. Leto dio a luz primero a Diana. Nada más salir del vientre, la precoz Diana asumió el papel de comadrona y ayudó a Leto a dar a luz a su hermano. Apolo vino al mundo envuelto en blanco y empuñando una espada de bronce. Los gemelos eran arqueros natos y ferozmente protectores con su madre. Juntos, Apolo y Diana dieron caza a la terrible criatura conocida como Pitón, que tanto había perseguido a su madre. Finalmente, consiguieron atraer a la criatura hasta Delfos y su perdición. Acribillaron a la bestia con flechas hasta que desapareció. Al final, los gemelos tomaron caminos diferentes: Apolo, el bullicio de la vida cívica, y Diana, la soledad del bosque.Diana y ActeónUno de los mitos más populares (y completos) relacionados con Diana fue narrado por el poeta romano Ovidio en su obra maestra del siglo I, las Metamorfosis. La historia se centraba en el destino del joven Acteón, un talentoso cazador que dirigía una jauría de sabuesos en el bosque en busca de ciervos. La cacería había ido bien y el día había sido caluroso, por lo que Acteón llevó a los sabuesos a una fresca fuente en un claro del denso bosque. Ajena a los intrusos que la rodeaban, Diana se bañó en las frescas aguas del manantial:Abajo, en un valle cubierto de pinos y cipreses,

Lista de diosas

La psicología de las relaciones entre adolescentesLos adolescentes tienen entre 13 y 19 años y están en pleno proceso de desarrollo físico y emocional. Se encuentran en una etapa en la que exploran su identidad e intentan averiguar quiénes son y quiénes quieren ser. Es en esta época cuando pueden empezar a salir e interesarse por las relaciones románticas. Los medios de comunicación suelen describir la psicología de las relaciones entre adolescentes como apasionadas y absorbentes. Si bien es cierto que los adolescentes suelen experimentar sentimientos fuertes e intensos en el transcurso de sus primeras relaciones románticas, es importante recordar que aún están aprendiendo a manejar sus emociones. Por ello, sus relaciones pueden variar significativamente y/o consistir en oscilaciones extremas entre altos y bajos. Las relaciones de los adolescentes pueden pasar por muchas etapas diferentes: Hay que tener en cuenta que las relaciones pueden variar enormemente en cuanto a su cronología, fases específicas, duración e intensidad. Por lo tanto, estas etapas mencionadas anteriormente deben considerarse como directrices generales (y no absolutas) para el desarrollo de las relaciones entre adolescentes.

Subir