De qué manera beneficia la dieta mediterránea a la salud

Índice
  1. Nutricionista de dieta mediterránea
    1. Pros y contras de la dieta mediterránea
    2. Recetas de la dieta mediterránea
    3. Riesgo de la dieta mediterránea

Nutricionista de dieta mediterránea

"Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu corazón es seguir la dieta mediterránea", dice el Dr. Yaghoobzadeh, que también es profesor clínico asociado de medicina en Weill Cornell Medicine. "Además, cada vez hay más pruebas de que puede ayudar a vivir más tiempo".

Un estudio tras otro respaldan los beneficios cardiacos de la dieta, y un análisis de más de 1,5 millones de adultos sanos ha demostrado que seguir la dieta mediterránea se asocia a una mejora significativa de la salud, así como a un menor riesgo de mortalidad cardiovascular y mortalidad general. Se ha asociado a la reducción del colesterol malo, que es más propenso a acumular depósitos en las arterias.

La dieta vegetal es rica en antioxidantes -sustancias que podrían estar implicadas en la reducción y reparación potencial del daño celular-, que han demostrado ser beneficiosos para la salud del corazón y la salud en general.

La dieta mediterránea también puede ayudar a proteger contra otras enfermedades, ya que está relacionada con la reducción de la incidencia del cáncer y el Parkinson, y para prevenir o ralentizar la progresión del Alzheimer. Un estudio reciente sugiere que las mujeres que siguen esta dieta pueden tener un menor riesgo de cáncer de mama.

Pros y contras de la dieta mediterránea

Los artículos de Verywell Fit son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud especializados en nutrición y ejercicio. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

La dieta mediterránea ha ganado popularidad en los últimos años, y no es difícil imaginar por qué: La dieta mediterránea cuenta con una colección impresionantemente amplia de importantes beneficios para la salud, desde la salud del corazón hasta la prevención del cáncer y el fomento del ejercicio.

Más allá de los beneficios para la salud demostrados científicamente, la dieta mediterránea se clasifica sistemáticamente como una de las mejores dietas porque permite preferencias dietéticas, fomenta la variedad de alimentos y sabores e incluye alimentos de todos los grupos, evitando los sentimientos restrictivos característicos de muchas dietas.

Por supuesto, todas las dietas tienen sus inconvenientes, pero en general, la dieta mediterránea puede ofrecer un cambio de hábitos a largo plazo y un cambio en el estilo de vida, dos factores clave para una salud duradera. A continuación se detallan todos los beneficios para la salud de comer según el estilo de vida de la dieta mediterránea.

Recetas de la dieta mediterránea

Es muy probable que haya oído hablar de la dieta mediterránea. Si padece alguna enfermedad crónica, como cardiopatías o hipertensión, es posible que su médico se la haya recetado. A menudo se promociona para reducir el riesgo de cardiopatías, depresión y demencia.

La dieta mediterránea es un plan de alimentación principalmente vegetal que incluye la ingesta diaria de cereales integrales, aceite de oliva, frutas, verduras, alubias y otras legumbres, frutos secos, hierbas y especias. Otros alimentos, como las proteínas animales, se consumen en menor cantidad, y las proteínas animales preferidas son el pescado y el marisco. Aunque la forma piramidal sugiere la proporción de alimentos que se deben comer (por ejemplo, comer más fruta y verdura y menos lácteos), no especifica el tamaño de las porciones ni cantidades concretas. Corresponde a cada persona decidir exactamente qué cantidad de alimentos ingerir en cada comida, ya que esto variará en función de la actividad física y el tamaño corporal. Hay otros puntos que hacen que este plan de alimentación sea único:

Este ejemplo de plan de comidas contiene aproximadamente 2000 calorías, la ingesta recomendada para una persona media. Si sus necesidades calóricas son mayores, puede añadir uno o dos tentempiés más; si sus necesidades calóricas son menores, puede eliminar un tentempié. Si tiene necesidades nutricionales más específicas o desea ayuda para crear otros planes de comidas, consulte a un dietista titulado.

Riesgo de la dieta mediterránea

El interés por esta dieta comenzó en la década de 1950, cuando se observó que las cardiopatías no eran tan frecuentes en los países mediterráneos como en EE.UU. Desde entonces, numerosos estudios han confirmado que la dieta mediterránea ayuda a prevenir las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares.

El aceite de oliva es la principal fuente de grasa añadida de la dieta mediterránea. El aceite de oliva aporta grasas monoinsaturadas, que reducen los niveles de colesterol total y de lipoproteínas de baja densidad (o colesterol "malo"). Los frutos secos y las semillas también contienen grasas monoinsaturadas.

Subir